Vivo: qué es y cómo se cose

Añade un toque decorativo a tus proyectos de costura cosiendo un vivo. Aquí aprenderás todo lo necesario para que quede perfecto


Fecha: 11:40 AM - 11/13/2015

Categorias: ,

Etiquetas:



Guía de proyecto

Por: Paloma Costa Jiménez

Un vivo es una tira de tela cortada al bies que tiene cosido por dentro un cordoncillo. Podemos encontrarlo a la venta en mercerías; de distintos colores, estampados, materiales y grosores; y también podemos hacerlo nosotros mismos (eso ya queda para otro tutorial)

vivos

Su uso es totalmente decorativo, tanto en prendas como en complementos.

Se coloca y se cose en las costuras para realzarlas, como por ejemplo en el canesú de un vestido/top/camisa, en un bolsillo, en un bajo, una manga, en las costuras de un bolso, en un cojín… Prácticamente donde se nos ocurra.

vivos varios

Al estar cortado al bies, se acomoda muy bien a las curvas, y eso nos viene fenomenal para poder aplicarlo a un montón de proyectos, por ejemplo podemos usarlo para decorar el cuello de un vestido:

vivo vestido tutorial vivos todo lo que necesitas saber paloma costa trizas y trazos

En algunos casos, cuando hablan de vivos, se refieren a “piping”, que es como se dice en inglés.

Y ahora que ya sabemos qué es un vivo, vamos a aprender cómo se cose.

Para coser un vivo, existe un prensatelas específico para vivos. Podéis ver aquí cómo es:

prensatelas vivos

Este prensatelas tiene una guía por la que va el vivo mientras se cose, y no hay posibilidades de que se escape en ningún momento:

guia vivos

Si no tenemos este prensatelas o no lo queremos comprar porque coser vivos no es algo que vayamos a hacer de forma habitual, podemos utilizar el prensatelas de cremallera normal (no el de cremallera invisible):

prensatelas cremallera

El vivo en este caso iría por la hendidura que tiene el prensatelas para los dientes de la cremallera. La diferencia entre usar este prensatelas y el prensatelas específico de vivos, es que el de cremallera tiende a “escupir” el vivo, por lo que mientras cosamos tenemos que ir guiando el vivo para evitar que se salga.

coser vivos prensatelas cremallera

El vivo se cose en dos pasos. Al ir entre dos telas, se cose primero a una de las telas y luego a la otra tela. Es importante usar un hilo de color lo más parecido posible al color del vivo; así si por lo que sea se ve el hilo con el que cosemos el vivo a la tela, no se notará.

Vamos a ver un ejemplo práctico (aquí usaremos un hilo de color distinto al vivo para que se vea bien cada paso).

 

  1. Tengo mis dos trozos de tela, el prensatelas de vivos y el vivotelas vivo
  2. Lo primero es colocar el vivo para coserlo, ¿cómo? lo colocamos por el derecho de la tela, enrasando el canto de la tela con el canto del vivo, por donde no está el cordón, y lo sujetamos con alfileres. OJO a cómo hemos puesto los alfileres, recordad que no debemos coser por encima de ellos, por lo que los hemos colocado de modo que el sobrante de tela quede hacia la izquierda, y con las cabezas de forma que podamos ir quitándolos según cosamoscolocar vivo paso 1
  3. Cosemos con el prensatelas de vivo, rematando al principio y al final. Si usamos el de cremallera, tenemos que coser lo más cerca posible a la costura del vivo, evitando que el vivo se salga. Aquí podéis ver cómo lo hemos cosido (por el derecho y por el revés), casi encima de las propias puntadas del cordoncillo del vivo. Si el hilo fuera gris, no se notaría en absolutocosido lado 1
  4. Colocamos el otro trozo de tela, derecho contra derecho, haciendo un bocadillo con el vivo. Hemos de volver a coser, pero, y esto es importante, hemos de coser por el lado que cosimos anteriormente. ¿Por qué? para asegurarnos de coser justo por encima de la costura ya existente, que nos servirá de guía, y así tapar ambas costurascosido lado 2
  5. Así es cómo quedaría el vivo cosido por el revés, habiendo cosido una puntada justo sobre la otracosido final
  6. Y así quedaría por el derecho, a la vista, realzando la costura entre las dos telasresultado final

Para coser un vivo en esquina, tenemos que ir cosiendo por uno de los lados que forma la esquina; un poco antes de llegar a la esquina hacemos un corte en diagonal, recolocamos el resto del vivo en el otro lado de la esquina y seguimos cosiendo.

Vamos a ver un ejemplo práctico; como antes, coseremos con un hilo muy distinto a la tela, para que veáis claramente el paso a paso.

 

  1. Tenemos dos trozos de tela, prensatelas de vivo y el vivo
  2. Cosemos el vivo en uno de los lados de la esquina, parando antes de llegar a la esquina; ¿cuánto antes? el margen de costura que estemos utilizando. Es decir, si estamos cosiendo con 1 cm de margen de costura, 1 cm antes de llegar a la esquina, paramos. Ahí rematamos y salimos, es decir, damos marcha atrás sobre lo ya cosido (con 2-3 puntadas basta) y sacamos la tela de la máquina de cosercoser esquina
  3. Cortamos el vivo en diagonal, lo más cerca que podamos de la costura del cordoncillo del vivo, pero sin llegar nunca a cortar esa costura, para evitar que se desmonte el vivocortar diagonal
  4. Doblamos el vivo en ángulo recto, lo que podemos hacer gracias al corte que acabamos de realizarcolocar lado esquina
  5. Seguimos cosiendo el otro lado de la tela perpendicular al ya cosido, rematando al principio y al finalcoser vivo esquina lado 2
  6. Colocamos el otro trozo de tela encima y cosemos, como hemos explicado en la pestaña “Cómo coser un vivo”; cosemos justamente por encima de la costura ya hecha, pivotando cuando lleguemos a la esquina
  7. Así nos debe quedar el vivo ya cosido en esquina entre las dos telasvivo en esquina

Para coser un vivo en esquina invertida (también llamada hacia dentro o en rincón) hemos de preparar el vivo en uno de las telas, doblamos el vivo siguiendo el contorno y hacemos un pequeño pliegue que luego coseremos a manos para que no se mueva.

Vamos a ver un ejemplo práctico.

 

  1. Tenemos dos trozos de tela, prensatelas de vivo y vivo
  2. Colocamos el vivo en una de las telas, por el derecho, doblándolo al llegar a la esquina, y vemos que nos queda un pliegueesquina invertida pliegue
  3. Cosemos el vivo a este trozo de tela, pivotando en la esquina de forma normal, y rematando al principio y al finalcoser en rincon
  4. El pliegue que nos quedó en el paso 2, hemos de conseguir que no se nos mueva ni se nos levante al coser el segundo trozo de tela, para ello, a mano, le damos unas puntadas para dejarlo fijorematar pliegue
  5. Colocamos el otro trozo de tela encima, y cosemos, por el lado que ya habíamos cosido anteriormente, pivotando en la esquina y rematando al principio y al final, como hemos hecho en la pestaña “Cómo coser un vivo”, es decir, por encima de la costura que ya teníamos del primer paso, para coser justo por encima de lo ya cosido
  6. Así nos queda un vivo cosido en esquina invertidavivo esquina invertida

La primera de las formas de rematar un vivo que vamos a ver, consiste en usar un trozo de tela para rematar la unión entre vivos; puede ser una tela del color lo más parecido posible al vivo, o una tela de contraste, para que se vea el remate y sea un elemento decorativo más.

Coseremos, como es habitual, con un hilo distinto al vivo para que se aprecie bien todo lo que estamos haciendo, pero recordad que debéis usar un hilo del color lo más parecido posible al vivo, para que quede todo uniforme.

 

  1. Tenemos dos trozos de tela, prensatelas de vivos, vivos y un trozo de tela para tapar la uniónremate 1
  2. Es importante que el trozo de tela que vamos a usar para rematar el vivo tenga los lados que van a quedar a la vista bien rematados, para que no se vea ningún lado feo, así que lo que haremos es doblarlo hacia dentro como un dobladillo sencilloremate 2
  3. Colocamos el vivo sobre la primera de las telas, y vemos el punto de uniónremate 3
  4. Ponemos la tela que tenemos preparada por debajo de la unión del vivo, derecho de la tela sobre la que coso el vivo contra derecho de la tela que uso para rematar la unión. remate 4
  5. Doblo la tela de remate por la mitad, hacia arriba, y coso el vivo de forma normal, cosiendo también por encima de la tela que remata la unión del vivoremate 5
  6. Ponemos el otro trozo de tela encima, y cosemos como se explica en la pestaña “Cómo coser un vivo”, es decir, cosemos viendo la primera costura que hicimos para coser justo por encima de ella
  7. Así queda este remate cuando hemos terminadoremate 6

La segunda de las formas de rematar un vivo que vamos a ver, consiste en cortar el vivo más largo de lo que necesitemos, descoser un poco la costura del cordoncillo y cortar un trozo del cordoncillo para usar el propio vivo como remate.

Coseremos, como es habitual, con un hilo distinto al vivo para que se aprecie bien todo lo que estamos haciendo, pero recordad que debéis usar un hilo del color lo más parecido posible al vivo, para que quede todo uniforme.

 

  1. Tenemos dos trozos de tela, prensatelas de vivos y vivoremate 1
  2. Colocamos el vivo sobre la primera de las telas, y vemos que nos sobra vivo, un lado montando sobre otroremate 2
  3. Con el descosedor descosemos un par de centímetros de uno de los lados del vivoremate 3
  4. Del lado que hemos descosido, con unas tijeras cortamos el cordoncillo correspondiente al lado descosidoremate 5
  5. Doblamos el trozo de tela de vivo hacia dentro un poco, que será lo que se vea en el remate, no queremos que se vea tela despelujada, así que hacemos un dobladillo sencilloremate 6
  6. El lado del vivo que no está descosido tiene que encajar exactamente en el lado descosido del vivo, por lo que si sobra un poco hemos de cortarloremate 8
  7. Cuando ya está encajado, preparamos todo con alfileres antes de empezar a coser el vivo a esa primera telaremate 10
  8. Cosemos el vivo preparado con el remate al primer trozo de telaremate 11
  9. Ponemos el otro trozo de tela encima, y cosemos como se explica en la pestaña “Cómo coser un vivo”, es decir, cosemos viendo la primera costura que hicimos para coser justo por encima de ella
  10. Así queda este remate cuando hemos terminado
Galeria