Cómo tratar tus prendas tejidas con lino

Más vale tarde que nunca, y es que nunca encuentro el momento ideal para ponerme a escribir un post, en mi caso lo que me interrumpe es la vida; pero no estoy aquí para quejarme de que me faltan horas en el día o de lo dura que es la vida del autónomo, sino para contaros un poquito más sobre los cuidados que se merece una prenda de lino.

¿Cómo lavar el lino?

¿Agua fría o caliente? ¿A mano o en lavadora? ¿Lo plancho o mejor no?Buenas noticias: el lino se deja ‘maltratar’.

Ni la lavadora, ni la secadora ni el calor de la plancha harán que se estropee, no le saldrán bolitas, ni se afieltrará.

Esto es importante: estoy hablando del lino cuando se usa un hilado que solo contenga lino, no vale todo lo que voy a contaros si está mezclado con otra fibra como lana, algodón, etc.

El lino cuanto más se usa, y más se lava, se vuelve más agradable. Con los lavados y sobre todo con los meneos del centrifugados, verás que tu prenda de lino se vuelve cada vez más suave y más brillante.

Ya sea en la lavadora o a mano, el agua mejor fría o templada, ya que todas las fibras naturales encogen al lavarlas con agua caliente. Y si no lo haces por tu prenda tejida a mano, hazlo por el planeta, no laves con agua caliente.

Como todas las prendas tejidas a mano, siempre recomiendo utilizar productos especiales para el lavado, como puede ser eucalan, o si no tienes a mano un jabón con lanolina, el “jabón lagarto” de toda la vida es una excelente opción.

¿Y qué pasa con la secadora? pues efectivamente, podéis meter vuestra camiseta de lino en la lavadora que no se va a estropear, pero, yo no lo recomiendo, ¿por qué? para que podáis bloquear/ahormar después de cada lavado.

Si la prenda que habéis tejido tiene calados, en la secadora no os va a quedar bien, y aunque no los tenga, veréis que los puntos quedan desiguales, es mucho mejor meter la prenda en la lavadora, y con ella húmeda (pero no chorreando porque recordad que la podéis centrifugar), dejarla secar en una superficie plana, estirándola y dándole la forma adecuada.

En poblaciones con clima muy seco, como es mi caso al vivir en Madrid, el lino queda ‘tieso’ al bloquearlo, pero un par de sacudidas o un poco de vapor con la plancha solucionan el problema.

Hilados de lino con otra fibra

¿Y qué pasa si el lino está mezclado con otra fibra? Pues la respuesta es muy gallega ‘depende’. El mejor consejo es que leáis bien la etiqueta del fabricante de la fibra.

No voy a extenderme mucho porque tendría que hablaros por separado de cada tipo de fibra, pero sí a daros unas pinceladas:

Si el lino está mezclado solamente con una fibra sintética (acrílico, poliéster, etc), no te preocupes por nada, están fabricados “para que no les pase nada malo”. El único cuidado que os recomiendo es no poner la plancha encima, porque dependiendo del tipo de fibra sintética se os puede quedar pegada.

Cuando está mezclado con algodón, que es lo más habitual, ya que ambas fibras son ideales para tejerlas y llevarlas con el buen tiempo, hay que tener cuidado con la temperatura a la cual se lava, el algodón encoge algo más que el lino, por lo que es mejor si lo lavas con agua fría, nada de secadora, y plancha mejor si es solo vapor. Un ejemplo es el hilo natura linen de DMC o el linen de Lanasalpaca.

Con el linen de DMC me tejí el Tegna de Caitlin Hunter y os aseguro que me lo he puesto y lavado muchísimo este verano:

Y con el Linen de lanasalpaca el bolso viernes tarde, pero este lleva un tratamiento especial para que quede rígido, que si os interesa os cuento en otro post.

Y por último por hoy, si está mezclado con lana, como la malabrigo susurro, dale el mismo tratamiento a la prenda que le darías si solo llevase lana.

¿Queréis más consejos sobre el lino o sobre otro tipo de fibras? Estoy abierta a comentarios y sugerencias para que lo que escriba os sea cuanto más útil mejor.


Deja tu comentario aqui